6º: Excursión fin de curso
 

LLEGADA Y GYMKANA POR ALBAYCIN Y CASCO HISTÓRICO.

Salimos, puntualmente, a las 7:30 del día 7. Después de 3 h y media de viaje, llegamos a Granada, parando en el mirador de San Cristóbal, en pleno Albaycín, sobre las once. Al rato llegaron los monitores de Educatravel.

Después de las presentaciones, hicimos grupos. Había que empezar el “trabajo”.

Durante la Gimkana, nuestros alumnos debían superar varias pruebas y demostrar lo conseguido con la pertinente fotografía. Entre otras, eran estas:

Conseguir fotografiarse con tres señores barbudos, fotografiarse en una tetería de la calle Calderería Nueva, hacer acrosport frente a la portada de la catedral, conseguir fotografías con la gorra de algún agente de policía, ayudar en alguna de las obras de construcción, fotografiarse con algún guía turístico en Segway, fotografiarse con curas o monjas en el entorno de la catedral…

A las pruebas me remito si digo que nuestros alumnos fueron muy “aplicados” en estas tareas. Las superaron con excelente nota. No les faltó desparpajo para conseguir convencer por ejemplo a los tres barbudos, que ni se conocían entre ellos, para juntarlos y posar.

Tengo que decir que la colaboración de los viandantes granadinos, de las autoridades policiales y religiosas y de algún que otro turista fue muy de agradecer. Ningún problema; se volcaron con ellos.

De esa forma tan entretenida fuimos recorriendo unos 5 km, viendo lo más granado y destacable del centro histórico de la ciudad: el Albaycín al completo con, por supuesto, el Mirador de San Nicolás. Después, bajada a la carrera del Darro, Plaza de Sta. Ana, Plaza Nueva, Calle Calderería Nueva, Monumento a Isabel la Católica, Calle Reyes Católicos, Plaza de Bibarrambla, Plaza del Ayuntamiento, Teatro Isabel la Católica, Avenida del Darro, Carrera del Genil, Paseo de Salón y Palacio de Congresos. Para dos horas y media, con 57 chicos y chicas, no está nada mal.

Allí terminó la ruta a pie, pero el día acababa de empezar. Próxima parada, Restaurante El Nacimiento, en Deifontes, a 24 km. dirección Jaén.

Tengo que decir que a nuestros angelitos, después de la caminata, o se les había quitado el apetito, o es que no les gusta la ensalada; las hamburguesas, creo que algo más.

EN EL CENTRO RURAL “CASERÍO DE LA FUENTE”

Ya después de la comida, de la que sobran comentarios, llegamos al Centro Rural “Caserío de la Fuente”. El tiempo seguía bueno (+35ºC) y tuvimos que buscar ese mismo día unas garrafitas de bronceador del nº 50 y aftersun a granel porque no llegaba el presupuesto para marcas.

Se hizo reparto de casitas según gustos y capacidad. Creo que todos estuvieron de acuerdo con el reparto (menos nosotros los maestros). Esa misma tarde, después de una siesta de unos dos o tres minutillos, comenzó la fiesta: triciclos, sin libro de instrucciones, tiro con arco (sin voluntarios para sujetar la manzana), bádminton, cars de montaña a pedales, camas elásticas… Acabaron a manguerazos.

A las siete y media, recibimiento muy caluroso (en sentido propio y también figurado) a la alumna rezagada, organizar las casitas, aseo personal para estar listos para la cena.

Dos platos tamaño adulto. Imposible que coman tanto si están derrotados, o eso creíamos, (que estaban derrotados). Después de la cena, más juegos.

¡Para derrotados, los profes!

El toque de silencio, a las doce (se oían ranas y algún sapo). A esas horas, la mascota, una perrita muy juguetona y cariñosa, rebautizada por nuestros alumnos con varios nombres diferentes, ya había repartido todos sus parásitos equitativamente entre nuestros alumnos.

A las doce, todos dentro de las casitas y ¡Noooo se saaaale!

Hubo quien entendió por cama de 90, cama de más de una plaza. Se ahorraron hacer algunas de ellas al día siguiente y frío, lo que se dice frío, poco pasaron.

No se salió de las cabañas, pero…

…tampoco se durmió.

A la mañana siguiente, a las ocho, diana con cacerolada, gentileza de Estephan,. Aseo personal, y de las casitas. Bastante orden en todas, menos en la “Leonera”, casita nª 4 para más señas (no se dicen nombres para no ofender).

En la casita femenina nº 8 rebautizada por la seño “Las Divinas” no faltó detalle; hubo hasta sesión de peluquería y maquillaje a diestro y siniestro. Que se lo pregunten a A.V. o a JMMH, al que hicieron cresta con las planchas pasadas de temperatura (olía a cuerno quemado tres cabañas más abajo). De suministros de intendencia, no les faltaba de nada. Creo que les habría hecho falta un frigo tipo Combi, en lugar de uno de 80 cm de altura.

La mañana, después de un exitoso desayuno, transcurrió con actividades de multiaventura: caminata (unos tres o cuatro km., rappel, puente tibetano, escalada, tirolina).

En general, le han echado valor. Los profes, también. El profe reportero estaba muy ocupado sacando algunas instantáneas memorables.

A las dos, comida en el mismo restaurante.

Nos aseguramos, hablando con la cocinera, de que no iba a sobrar comida. Se cambió sobre la marcha el menú y se les puso una montaña de papas fritas con media docena de salchichas con kétchup y mayonesa en abundancia para cada uno, más el yogur de postre. Debe ser que en Granada y en su sierra son de mucho comer. No quedó ni rastro, pero no les alabo los gustos gastronómicos a nuestros alumnos/as.

A la cocinera se le fue pasando la depresión causada por el estrepitoso fracaso del primer día. En la cena hubo pizza completa y la mujer casi sale por la puerta grande.

Durante la tarde, talleres de ecología, y más juegos, con algún accidente de poca monta. El botiquín que llevábamos, tuvo mucho uso y no faltó de nada en él.

Afortunadamente no hemos hecho ninguna visita al ambulatorio.

Durante esa tarde, el móvil del cole hizo de central telefónica, al no funcionar la cabina del complejo. Llamaron a sus familiares todos aquellos que se percataron de ello y quisieron hacer uso. Hubo algunos descastados que estaban muy “ocupados” y no podían perder ese tiempo.

¡Agárrese usted, con la factura de móvil que viene, sr. Secretario!

Después de la cena, a prepararse para la fiesta de despedida. Lucieron sus mejores galas. Las chicas, su mejor modelo,melenas al viento, algún maquillaje y colorete. Los chicos, camisetas y pantalones de marca,sus mejores botines y algún pelo chamuscado.

Olía el complejo rural a diecisiete marcas de colonia diferentes. Me lo dijo la mascota recién adoptada, que es la que entiende de olores.

A las 22:00 h. , fiesta, disco “ligth” y entrega de diplomas. El baile de la fruta, y el juego de la conquista del banquito compartido tuvieron bastante éxito.

¡Vaya labia que tienen algunos y algunas para ligar!

A alguno/a se le escapaban unas lágrimas cuyo motivo no sabían explicar.

Baile super animado a base de canciones elegidas por ellos , a la carta, el día antes.

Entrega de diplomas y a la cama, perdón, a la cabaña.

Segunda noche, algo más silenciosa. Ya les fallaban algo las fuerzas (y la voz). Tuvieron que dejar la maleta medio preparada.

Al día siguiente, desayuno y visita al Parque de las Ciencias.


PARQUE DE LA CIENCIA Y REGRESO.

Salimos de Deifontes a las 10:15h. para estar en el Parque de la Ciencia a las 11:00 h. , y aprovechar el día. Así fue porque, en el día más caluroso de los tres, con llenazo absoluto del recinto por colegios, institutos y visitantes particulares, hicimos un recorrido bastante completo por los pabellones interactivos y tuvimos un tratamiento excepcional por parte de los monitores que se desvivieron porque estuviéramos en los lugares mejores en el mejor momento. Sudaron literalmente la camiseta. Muchas gracias a Nuria, Graci, Carlos, Pablo y Estephan.

Presenciamos un espectáculo de aves rapaces digno de repetirse y en primera fila. Contacto directo con las rapaces y clase magistral sobre ellas. Es un espectáculo muy diferente a lo habitual, pues está acompañado de las explicaciones de un naturalista, muy completas, “para descubrirse”.

Tuvimos tratamiento VIP gracias a los monitores. Recorrimos todos los pabellones y vimos lo más señalado hasta la hora de comer, las 14:00 y 36º C a la sombra.

Comida reservada previamente en el restaurante Vía Láctea. Menos mal, porque fue un relax poder comer fresquitos. El menú, muy del gusto de los chicos, pero sólo de los chicos.

Después de la comida, experimentaron en la zona al aire libre. Los profes experimentamos el placer de un café a la sombra de una terraza nada fresquita. Después, siguió la foto de grupo en la escalinata. Una, otra y otra más. Teníamos que asegurarnos que el momento pasaría a la posteridad.

Pasamos a la exposición temporal sobre los dinosaurios. No sé si el Tiranosaurio Rex era depredador o carroñero; el caso es que el tiempo se terminaba y todavía tenían algunos euritos que les quemaban las manos. Es por ello que nos dirigimos a la tienda del recinto para que aliviaran su tendencia consumista. A las cinco en punto, despedida, abrazos, besos a los monitores y vuelta al autobús. Puntualidad inglesa la del conductor. Todo en hora. Regreso previsto, con parada intermedia de media hora en Aguadulce, sobre las 20:30 h.

Esperamos que haya sido de vuestro agrado y quede en vuestra memoria por bastante tiempo. Ahora toca dar el “do de pecho” lo poquito que queda de curso.

Ánimo con los estudios.

Cariñosamente: LOS PROFES

VIAJE FIN DE CURSO

Los días 7,8,9 fuimos de viaje de fin de curso a Granada. Llegamos a media mañana y estuvimos haciendo visita al Albaycin,mas tarde fuimos al restaurante a comer bueno lo que es comer comimos poco porque había ensalada... Cuándo llegamos a las cabañas los profesores dijeron los niños que iban en cada cabaña . Cuando terminaron de decirnos las distribuciones de las cabañas estuvimos descansando un poco.
Mas tarde fuimos a hacer juegos. Inmediatamente hicieron los grupos para jugar.
Mi grupo el primer juego que hizo fue los cars a pedales, mas tarde hicimos tiro con arco, después de eso fuimos a “descansar” (je, je).
A continuación seguimos haciendo juegos, el primero que hicimos fue badminton, después saltamos en la colchoneta y por último nos montamos en los strike. Cuando terminamos fuimos a las cabañas a asearnos y quedamos a una hora para irnos a cenar. Para cenar de primero había dos lonchas de quesos y otras dos de jamon york y de segundo macarroneas que para mi gusto estaban malísimos. Al terminar fuimos a la pista a hacer juegos y bailes como el de la fruta, cuando terminamos nos fuimos a las cabañas para "dormir". Al día siguiente nos despertaron a las 8:00 de la mañana y fuimos a desayunar. Nada mas terminar de desayunar fuimos a hacer las actividades como puente tibetano,tirolina etc. Inmediatamente fuimos a comer, y esta vez la comida estaba mejor. Había salchichas y patatas fritas. Estuvimos "descansando" en las cabañas y nos duchamos para por la noche ir a la fiesta. En la fiesta nos lo pasamos muy bien, casi todo el rato estuvimos bailando y ya al final repartieron los diplomas.
Al día siguiente fuimos al Parque de las Ciencias, donde vimos espectáculo de aves rapaces.
A la hora de comer fuimos a un bar de allí donde había hamburguesa. Más tarde estuvimos jugando. Seguimos viendo cosas hasta que llegó la hora de irnos.
A medio camino paramos para descansar, nos montamos otra vez en el autobús y llegamos a Sevilla.
DANIELSAN 6ºB

VIAJE DE FIN DE CURSO

Hola, soy Sandra, y os voy a contar como he vivido el viaje de fin de curso. Fuimos a Granada, al Albaycín y a Deifontes.
El primer día, el lunes, salimos del colegio a las 7:30h. llegando al Albaycín a las 12:30h. aproximadamente. Lo primero que hicimos fue una gymkana fotográfica: teníamos que hacernos una foto en lugares que señalaba una lista, pero no solo en lugares, sino que tambíen con gente:con tres hombres con barba, abrazando a un desconocido, con un policía, con obreros,...la única que no conseguimos fue la de que nos teníamos que hacer una foto con una monja o cura. Me lo pasé muy bien, sobre todo porque éramos un grupo completo de niñas.
Después fuimos a comer y teníamos mucha hambre, pero cuando entramos y vimos los platos de ensalada, mejor dicho de lechuga con muchísimo vinagre, se nos pasaron las ganas de comer.
Ese día por la noche, decidimos dormir tres en dos camas unidas porque nos daba miedo, y una de mis amigas que estaba en la habitación se le ocurrió darnos un susto: se subió en la litera de arriba a oscuras y empezó a hacer ruidos y a tocar el pelo a la otra niña que dormía con nosotras cuando de repente empezó a pedir ayuda porque decía que estaba medio colgando y en medio de las risas se escuchó un golpe tan fuerte que se levantaron las niñas de la otra habitación de la cabaña y llegó una monitora porque desde fuera había escuchado el golpe. Cuando se cayó incluso partió dos láminas de madera de la cama.
Al día siguiente desayunamos y nos fuimos a hacer deportes de aventura, teníamos que pasar por un puente tibetano, tirarnos por una tirolína y hacer rappel.
El descanso de ese día fue uno de los momentos donde yo mejor me lo pasé, en resumen: un niño que se estaba “cagando”, otro tirando naranjas, la de la cama, se le quedó los pies enganchados en el hierro de la cama completamente por estar saltando en la cama,...
Después, por la noche llegó la fiesta donde no paramos de bailar.
Es otro de los mejores momentos que yo pasé allí.
Y ya el tercer día fuimos al Parque de las Ciencias, estuvo muy bonito, pero hacía mucha calor. Después ya regresamos a Sevilla.
Así he vivido mi viaje de fin de curso.
SANDRA E. 6º B

Viaje a Granada

Hola soy Noelia y os voy a contar como fue nuestro viaje de fin de curso a Albaycín y a Deifontes.
Salimos exactamente a las 7:30 desde el colegio, el viaje eran 4:00 horas. A la mitad del viaje más o menos nos paramos como en una cafetería para comer algo y descansar. Después seguimos en el autobús, cantando, chillando.... A la llegada a Granada, hicimos una presentación de monitores, y cuando terminamos nos dividimos en grupos para una JymKana fotográfica, que consistía en hacernos fotos con personas y en lugares. A nuestro grupo, que eramos solo niñas, nos tocó con Nuria, una chica muy simpática, los demás monitores eran Pablo, Carlos, Gracia y como no, Stefan. La Gymkana fue muy divertida y las fotos eran muy graciosas y a la vez bonitas. Al terminar volvimos al autobús y nos fuimos al Albaicín al restaurante a comer, el primer plato creo que no gustó mucho, por lo menos a mi, (era ensalada). El segundo plato si gustó, eran hamburguesas. Al terminar de comer, fuimos a ver las cabañas, mis compañeras de cabaña eran muy simpáticas y yo estaba conforme con ellas. Las cabañas eran geniales, tenían mini cocina, un baño, un mini salón y por supuesto las dos habitaciones con literas y un ropero. Después de preparar las cosas e instalarnos, empezamos con las actividades. Otra vez nos dividieron en grupos, la primera actividad que hicimos fue la de una colchoneta que tenías que hacer varias cosas dentro, yo me caí a la primera. La segunda que nos dio tiempo eran como unos patinetes, a nosotros se nos daba bien, el problema que tuvimos fue que el monitor de nuestro grupo Stefan, cogió la manguera y nos mojó enteros. Después de las actividades fuimos a ducharnos para la cena, que estuvo mejor que la comida, Ja Ja Ja. Después de cenar hicimos una actividad, nos lo pasamos muy bien porque consistía en que ponían tres sillas y dos chicos o chicas en cada silla de cada lado, y quitaban la silla que estaba en medio de esas dos, y ponían una manta encima para que no se notase que no había silla, sacaban fuera de donde estábamos (una pista de baloncesto) a varios chicos y varias chicas y después los que estábamos dentro elegíamos a una de ellas/ellos y cuando entraban ella/el le tenía que hacerle preguntas a ellos/ellas dos y al final tenía que conseguir que los que estaban sentados le dejaran a ella/él sentarse. Entonces el juego era que cuando esa persona se fuera a sentar entre las dos personas que estaban allí ellos/ellas dos se levantasen y esa chico/chica se cayese al cojín.
Terminamos a las 12:00 mas o menos, cada uno fue a su cabaña pero no dormímos ninguno o casi ninguno, las chicas de mi cabaña nos dormímos mas o menos a las 2:00 o 2:30 pero antes de dormirnos estábamos con las bromas, y una amiga de mi cabaña se subió a la litera porque nos íbamos a acostar las 3 juntas, porque éramos 6 en la cabaña y nos pusimos 3 en cada habitación y para gastarnos una broma se iba a caer de la litera a la cama y se cayó, eso fue muy gracioso.
A la mañana siguiente fuimos a desayunar y cuando terminamos nos fuimos a hacer las actividades de altura: puente tibetano, escalada, rappel y lo mas divertido, tirolina.
La comida si fue buena. Por la tarde seguimos con las actividades que nos quedaban por hacer, eran: los cars, tiro con arco y badminton.
Después fuimos a cenar e hicimos una fiesta. Pusieron música, elegidas por nosotros... Nos lo pasamos fenomenal, cuando pararon la música repartieron unos pequeños diplomas ya que al día siguiente nos íbamos, ya nos fuimos a las cabañas y al día siguiente guardaron las maletas en una furgoneta para llevarlas al autobús y después de desayunar nos montamos en el autobús para ir al Parque de las Ciencias. A la llegada vimos montones de cosas muy curiosas: dinosaurios, un montón de mariposas preciosas y subimos a una torre. Después fuimos a ver un espectáculo de halcones y aves rapaces.
Y a la hora de comer fuimos a un bar-restaurante. Al final de la visita vimos cosas muy interesantes pero no se cómo se llaman. Nos quedamos jugando un poco por una especie de parque. Los profesores nos dejaron comprar algunas cosas de regalo y ya nos subimos al autobús para irnos de vuelta a Sevilla, otras 4:00 horas. Como en la ida, nos paramos en la misma cafetería, ya seguimos el camino y llegamos a Sevilla con un calor...
Este ha sido mi viaje de fin de curso, una experiencia bonita y agradable que me gustaría volver a repetir.
Noelia R. D. 6ºB

VIAJE FIN DE CURSO

Hola soy Carmen S., una alumna de 6ºB. Os voy a contar lo que hicimos en el viaje de fin de curso:
E lunes 7 tuvimos que estar en la puerta del colegio a las 7:15 para salir a las 7:30. Cuando llegamos metimos las maletas en el autobús y a las 7:30 salimos. Por el camino nos paramos en un sitio para descansar un poco y comer el bocadillo. Cuando llegamos a Granada estuvimos esperando a los monitores de “Educatravel” y cuando llegaron hicimos grupos para hacer la gymkana fotográfica por El Albaycín. Estuvimos andando por el barrio y teníamos que hacernos fotos con varias personas o el grupo solo en algún lugar. Después de la gymkana nos fuimos en el autobús para el establecimiento. Allí, hicimos los grupos para las cabañas y nos fuimos a comer al restaurante. Para ir de las cabañas al restaurante teníamos pasar por unas piedras que estaban cruzando un río. El primer día en el restaurante no dimos muy buena impresión porque pusieron ensalada y casi nadie se la comió. Después de la comida fuimos a descansar un poco a las cabañas. Después fuimos ha hacer actividades. Por la noche hicimos varios juegos y nos fuimos a dormir, (bueno vamos a dejarlo en que nos fuimos a las cabañas).
A la mañana siguiente fuimos a una parte de montaña para hacer varias actividades: puente tibetano, tirolina, escalada y rappel. Cuando hicimos esas actividades nos fuimos comer (la comida de ese día parece que nos gusto más: un paquete entero de salchichas para cada uno con patatas fritas). Por la tarde hicimos más juegos allí. Por la noche fue la fiesta y no paramos de bailar y cantar. Y esa noche a las 00:00 era el cumpleaños de “las gemelas” y cuando pusieron un vídeo de cumpleaños feliz se fue la luz pero lo cantamos nosotros. Más tarde repartieron los diplomas y nos fuimos “a las cabañas”.
Al día siguiente desayunamos, metimos las maletas en el autobús y nos fuimos al Parque de las Ciencias de Granada. Yo ya fui antes pero han puesto cosas nuevas que me han gustado mucho. Subimos a una torre desde la que se veía toda Granada y Sierra Nevada. Cuando vimos el parque fuimos a comer a un restaurante de allí. Después de la comida tocó despedirnos de los monitores de “Educatravel” e irnos a casa.
Me ha encantado este viaje y lo repetiría muchas veces.

VIAJE DE FIN DE CURSO; GRANADA

1º Día.

Nos levantamos aproximadamente a las 7 o antes porque a las 7 y 15 teníamos que estar en la entrada del colegio con las maletas para irnos a Granada y a las 7 y 30 teníamos que estar todos montados en el autobús.
Nos despedimos de nuestros padres dentro del autobús y enseguida nos fuimos. Al principio del viaje me dolía la barriga y por ello pensaba que iba a echar de menos a mis padres, pero después dejé de pensar en eso y me lo pasé bomba. Paramos en la A-92 en Aguadulce, todavia en la provincia de Sevilla. El camino fue de 2 horas o así. Fue un tanto largo, pero mereció la pena. Cuando llegamos nos quedamos en una estatua, allí esperábamos a los monitores que nos acompañarían en este viaje. Había cinco monitores, estaban : Nuria y Pablo ; Los preferidos. Carlos, Gracia … y Stephan ; ¡¡¡¡¡EL MAS PESADO!!!!!
Cuando llegaron hicieron cuatro grupos, porque Pablo al principio no estuvo.
A casi toda las niñas le tocaron con Nuria, yo estaba con ella.
Hicimos una gimkana fotográfica, es decir, en un papel que nos daban los monitores venía que fotos teníamos que hacer. ¡¡¡GANAMOS NOSOTRAS!!!.
Cuando terminamos fuimos al restaurante El Nacimiento (?).
Nos pusieron ensalada, ¡¡SUPER AMARGA!!.
Creo que no le gustó a nadie vamos …
Nos fuimos a repartir las cabañas, yo hice un cambio con Paula, y todas estábamos de acuerdo.
La cabaña 9, la mía, era súper grande, de las niñas era la más grande. ¡Tenía hasta dos plantas!.
Nos dieron un cuarto de hora o así para acomodarnos.
Después fuimos a una pista que había allí y nos pusimos a hacer actividades medioambientales … como: tiro con arco, cars a pedales, camas elásticas, badminton, etc.
Después nos dieron, hasta las nueve de la noche, tiempo para asearnos. A las nueve nos fuimos para el restaurante a cenar , nos dieron macarrones y algunas lonchas de queso y jamón york, eso si nos gusto algo más. Después nos fuimos a la pista deportiva a cantar una canción que nos enseñó Stephan, esa canción decía:

Esto es el baile de la fruta (x2)
Melocotoooon … melocotooooon,
melocotón melocotón melocotón
manzana pera piña … ¡PLATANO!

Tenía unos gestos muy graciosos:
Cuando decía melocotón tenias que hacer como el gesto de un león arañando.
Cuando decía manzana tenias que hacer como si te la comieras.
Cuando decía pera tenias que tocarte los pectorales.
Cuando decía piña tenias que tocarte la barriga.
Cuando decía plátano tenias que abrir las manos en medio de la pelvis.
Esa canción fue muy divertida y durante el viaje mis amigas y yo la íbamos cantando cuando “nos daba la picá'”. Después a dormir, bueno, no todos a dormir …
Yo esa noche me dormí muy tarde porque me entretuve hablando con mis compañeras (no digo horas mejor).

2º Día.

Nos despertamos a las 8 de la mañana y directamente fuimos a desayunar al restaurante. Nos dieron unos colacaos, algunas tostadas y palmeras de chocolate para desayunar.
Después fuimos a campo abierto, a hacer algunas actividades como: rapel, tirolina, puente tibetano y escalada.
Después nos fuimos a comer. Comimos salchichas con patatas. Se pasaron un poco con el aceite, pero en verdad estaban buenas. Después nos dieron descanso … bueno, descanso lo que se dice descansar no descansamos ninguno … Yo me fui con Noelia, Sandra, Yoice, Dani S. y A. Linares a la cabaña de ellas tres. Nos lo pasamos súper bien. Yoice y yo empezamos a saltar en las camas y se rompieron unas cuantas tablas … ¡pero no lo hicimos queriendo eh!. A ella se le quedaron los pies pillados y empezó a gritar de una forma rara … Y ahora, Linares cada dos por tres empezaba a … a … hacer heces … Bueno, y Dani empezaba a tirar cosas … en resumen: una locura … pero bastante divertida.
Después empezaba la fiesta de verdad, había una fiesta para despedirnos del camping. Todas las chicas nos pintamos y nos pusimos muy arregladitas y los chicos guardaban su chándal para otra ocasión. Las canciones las eligieron algunos niños y algunas niñas.
Empezamos todos a bailar, bueno, no todos …
Eso duró hasta las 12 y 30 … muy pronto, pero bueno …
Después nos repartieron unos diplomas.

3º Día.

Nos levantamos a las 8:00 de la mañana. Llevamos las maletas a un camión, después nos fuimos a desayunar.
A continuación fuimos al Parque de las Ciencias. Vimos muchas cosas como:partes del cuerpo, corazones de animales y aves.
Fuimos a una especie de patio a ver aves rapaces, ¡HACIA MUCHA CALOR!. Nos pasaron muy cerca de nosotros.
Después esperamos a que viniese el autobús para irnos ya a Sevilla. Casi cuando llegamos, algunas niñas empezamos a cantar : “ Que cuando me vayaaaaa” , que esa canción significa mucho para los de sexto curso porque expresa que cuando uno se va no tiene que estar triste.
Llegamos, cogimos las maletas y nos fuimos con nuestros familiares.
Y esto ha sido mi redacción del viaje de fin de curso.
Marta Mª M.C. – 6ºB

.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.

Volver al inicio Volver a la página anterior