Sabores en el cole
 


Dentro del programa de Alimentación Saludable tuvimos el otro día un taller muy interesante en el que nos enseñaron como diferenciar los sabores unos de otros.

Vino un cocinero de verdad, uno que es profe de cocineros, vamos que enseña a cocinar a otros chicos y chicas en una escuela que se llama de hostelería. De la Taberna del Alabardero, dijo.

Miguel, que así se llamaba nos hizo distinguir entre los sabores básicos. Amargo, salado, dulce y ácido.

Para ello trajo un montón de cosas para probar.

El truco era tener el alimento en la boca un rato dándole vueltas para que pudiéramos distinguir bien ese sabor y que parte de la boca (sobre todo la lengua) era más sensible a ellos.

Probamos cacao, que es con lo que se hace el chocolate y no veas lo amargo que es, claro que luego tomamos también el chocolate de tres clases y eso ya es otra cosa.

El negro sabe mucho a cacao, el blanco es el más dulce de todos porque lleva más azúcar y el normal, el chocolate con leche fue el que más me gustó.

Luego toco el salado y probamos aceitunas negras que algunos niños no querían tomar pues les daba un poco de repelús.

Después vino el ácido, con la lima, el kiwi y la naranja, ricos en vitamina C, pero que hacían que se nos pusiera a todos una cara súper rara.

Y lo mejor fue al final cuando nosotros mismos hicimos nocilla con aceite de oliva, cacao y un poco de almendra.

Estaba buenísima!!!, dejé el plato limpito, limpito.

 

Volver al inicio Volver a la página anterior