Visita a la Romería

 

Las maestras y familiares de los alumnos/as de la Romería han organizado una exposición sobre Andalucía. Los alumnos/as han confeccionado unas invitaciones con forma de castañuelas y éstas han sido entregadas a los coordinadores de ciclo; en ellas se alentaba al profesorado y alumnado del cole grande a realizar una visita a las instalaciones del anexo para ver qué habían hecho.

Nos ha gustado tanto la idea, que prácticamente todo el colegio hemos ido a visitarles. A continuación se recogen las impresiones de dos alumnos tras la visita

Visita a la Romerķa

Excursión al colegio de los peques
Hoy me he levantado y me he ido al colegio, pero nada mas llegar en la clase de gimnasia estuvimos hablando de la excursión de fin de curso a "Granada".
Luego llego la señorita de Inglés e inmediatamente nos dirigimos a la puerta de secretaría para pasar lista. Y luego nos fuimos al colegio de los niños pequeños de la Romería. Allí dentro, había una exposición de cosas típicas de Andalucía, había: un jamón de pata negra, un racimo de uvas, una muñeca disfrazada de virgen, aceite de oliva, una guitarra, un chorizo, trajes de gitana y lo que mas me llamo la atención fue un paquete de gusanitos al lado del jamón y un ordenador que tenía una clase. Cuando sonó la campana para salir al recreo estaba temblando, porque creía que iban a salir corriendo todos los niños. Pero salieron tranquilos. Una niña tiró el papel del bocadillo y fue cuando Emilio le riño para que recogiese el papel del suelo.

Visita a la Romerķa

Salimos al recreo con los niños y yo estaba sentado en una valla con los niños de mi clase. Y fue cuando vi que un niño se acercaba hacia mi y me dijo que si quería jugar al coger conmigo y le dije que si, acompañado de unos ocho o diez niños más. Estaba corriendo por todo el colegio con todos los niños pequeños. Yo siempre pedía una pausa, porque estaba quemado de tanto correr, Y terminé reventado de tanto correr. Después dijo un niño que si jugábamos al tren y le dije que si, casi todo el colegio estuvimos jugando al tren y yo llevaba a un niño en brazos. Después en medio del juego del tren fue cuando sonó la campana y me dio un poco de pena, por que se iban a la fila, nos pusimos nosotros delante de ellos encima de la escalera para oirles cantar. Y una profesora decía ( Málaga, Sevilla, Córdoba, Granada, Cádiz, Almería, Huelvay Jaén) y los niños decían cosas típicas de las ciudades. Empezaron a cantar una canción y nosotros la conocíamos, todos los niños de sexto nos pusimos a cantar una canción de una hormiguita.

Visita a la Romerķa

Todos los niños pequeños se quedaron callados y mirando como diciendo "oye la canción la teníamos que cantar nosotros". Y Después cantamos el himno de Andalucía, luego nos fuimos a nuestro colegio.Todos los niños desde la valla nos decían que volviésemos a jugar con ellos otra vez. Llegamos a nuestro colegio y fuimos a nuestra clase para coger el bocadillo.

Me ha gustado mucho la excursión, a ver si otro día vamos otra vez al colegio de los niños pequeños.

Mario 6ºA

Visita a la Romerķa

Visita a la 2º parte del colegio Jorge Juan (Exposición de Andalucía)

El día 23 de Febrero de 2006, hemos ido a la parte del colegio Jorge Juan y Antonio de Ulloa de la Romería para ver una exposición de los niños de educación infantil (echo en parte por los padres) de Andalucía, con el motivo del día 28 de Febrero, el día de Andalucía. Por el camino, vi el café bar No me arrepiento, y me acordé de cuando mi madre me traía al colegio con Alba y Pablo con el R5 y siempre decíamos:

Visita a la Romerķa

-¡Mira! el café bar No me arrepiento... pues yo sí
Y no parábamos de reirnos. La verdad no sé porque me reía, pero bueno. Al llegar, vi a Paquita (la portera), y me dio algunos recuerdos de chico, pero al entrar, vi las líneas verdes, que se usan para hacer la fila, y me acordé que siempre le decía de broma a mis compañeros: ¡No te pases de la raya!

Al entrar, empecé a ver la exposición, y me fijé que en la entrada había comidas típicas, entre las cuales había picos, jamón, patatas de las artesanas esas nuevas (bueno, nuevas...) uvas, y demás cosas. Una cosa que nos hizo gracia fue al ver los gusanitos rojos de la marca Día, que yo no me fijé bien hasta que Alba me lo dijo. Un poco mas adelante, estaban artistas y demás personajes que podríamos decir que son “importantes”. Lo más raro fue ver un disco de María Isabel, con el que Yoel y yo nos tronchamos de risa. A la izquierda, había una exposición de Semana Santa. Justo delante, vi mi antigua clase de preescolar, en la cual había algunos niños reguinchados. Al final abrieron la clase, la cual la estaba dando la señorita Elvira, que es la profesora de religión de los mas chicos de nuestro colegio (lo que se refiere al edificio)

Visita a la Romerķa

Todo el mundo estaba diciendo: ¡Yo estaba ahí, yo ahí, yo ahí...! Esto me dio nostalgia y empecé a recordar un montón de cosas, como cuando empezamos a hacer la m, que Pablo, Jesús y yo, como decían que la m eran 3 saltitos, pues nosotros poníamos un montón de saltos, o lo hacíamos gigante.

También recordé cuando vino a clase David, que al principio era un poco extraño, pero con el tiempo se me fue quedando la cara. Emilio salió y le dijo a uno el primer nombre que se le ocurría. Todo el mundo se partía de risa. Al salir, sonó la campana, y yo me creía que era un gamberro porque sonaba mucho y demasiado cerca. Pero era Paquita que le estaba dando a un botón seguidamente. Todos salieron al patio, incluido nosotros. Allí encontramos a un chaval que se llamaba Félix, y el niño venía, y se iba corriendo, y así hasta que me puse a jugar con él.

Al salir al patio, me acordé que entonces, cuando jugaba al fútbol, que era muy bueno de portero, hasta que a Andrés le dio por hacerme la zancadilla y ahí acabó todo. Al rato, Yoel me dijo que todos los niños estaban jugando con alguien, y entonces me fijé y me di cuenta que es verdad. Todos excepto el y Alba que estuvieron todo el tiempo dando vueltas y hablando. Pasamos por al lado de la entrada, a la izquierda de la entrada, y Félix me dijo que mi madre se iba, y yo me quedé todo cortado, porque mi madre por aquí... y encima, ¿Cómo sabe él quien es mi madre? Cuando me fijé, me di cuenta que era la señorita de inglés, y yo le expliqué quien era, y me dijo que por que se iba, yo le dije que tenia que dar clases, y que yo al rato también me iría. Él me volvió a preguntar por qué, y yo le dije que porque tenia que dar clases. Una tontería total.

Visita a la Romerķa

Un poco mas atrás de donde estaba (todavía a la izquierda de la entrada) había un campo de flores, el cual yo recuerdo que una vez la señorita nos sacó y vimos violetas y demás. ¡Ah! Alba llamaba a Félix como el de la tele, Félix el gato. Yo me reía un poco de aquello. Nos pusimos a jugar al coger, y al rato cuando ya nos aburrimos se me puso a dispararme, yo me quede un poco en blanco así que le seguí la corriente y me tiré al suelo y me hice el muerto.

Al rato, tocaron la campana y todos se pusieron perfectamente en fila. Todos se pusieron a cantar canciones, y me acordé de chico cuando yo también las aprendía. Tenía una sonrisa en la cara, que no sé si era de Alegría o de nostalgia. Al rato se pusieron a cantar la canción esa que decía: “Soy una tetera, un plato hondo, un cucharón” y así. Lo gracioso fue la olla Express, cuando hicieron un Psss como la olla Express.

También me gusto mucho cuando terminaron esa canción, que dijeron: ¡Oh, Yeah! Al mas estilo americano. Después, cantaron la canción de la hormiguita en la patita, y cuando llegó hacerlo con la A, ya no nos pudimos resistir y empezamos a cantarla, los niños se callaron y acabamos cantando de la A a la U. Estuvo todo gracioso. Después, como despedida, nosotros les cantamos el himno de Andalucía. Al final, Félix me chocó la mano y nos despedimos.

Alberto 6ºA

Visita a la Romerķa

 
 
Volver al inicio Volver a la página anterior