Cuentacuentos: El Quijote

  Hemos recibido la visita de un cuentacuentos, que nos ha deleitado con su particular versión del Quijote.
Para su interpretación, ha contado con la ayuda de los alumnos que han representado a los personajes del Quijote.
Ellos mismos nos contarán sus impresiones:
 

 

¡Sorpresa! Don Quijote de la Mancha

Hoy, después del recreo, el profe tenía otra bombillita, pero esta vez fue muy directo, y nada más que entramos en clase, cogimos una silla y nos fuimos a la sala de música, y vimos muchas cosas, entre ellas, una persona que era el escudero del Quijote, porque estaba muy viejo, decía que tenía el Quijote 500 y pico de años y Sancho Panza también.
Se puso a contar historias, y a limpiar las cosas de Don Quijote. Como el Quijote no venía, el escudero cogió de sustituto a un amigo mío para hacer del Quijote, llamado Alfonso.
Después, para escudero, es decir, Sancho Panza escogió a Joel que estaba justo al lado mía.
Y se pusieron a contar una cosa, y el escudero lo decía, y Joel y Alfonso, según a quien le tocase, lo repetía.
Después cogió a personajes secundarios, como Alí Fanfarrón y nos hartamos de reír.
Nos contaron 2 capítulos del libro, de cuando empezó a ser un caballero, y empezó con la famosísima parte de los molinos, con el cual dijo a un niño del teatro que hacía muy bien el molino que si le hacía una demostración, pero dijo que no, y entonces nos dijo el escudero que de tanto repetir una frase, nos la íbamos a aprender seguro, que decía “mire vuesa merced” que significara “mira vuestra merced”, es decir, Don Quijote.
Y después de la frase decía algo para que la frase tuviera sentido, y es que cuando Don Quijote vio a los molinos, que decía que eran gigantes, quería entablar batalla, pero Sancho le decía que eran molinos, y Don Quijote decía que lo que le había pasado es que se había cagao, y entonces nosotros dijimos su famosísima frase, es decir, “mire vuesa merced” pero Don Quijote no le hecho cuenta y se fue al gigante, pero un aspa del molino le cogió, y dijo que un mago lo convirtió al gigante en un molino en el último instante.
En el 2º capítulo, era de una condesa y un conde que habían escuchado de Don Quijote y decidieron invitarlo a su casa para reírse un poco.
Y entonces le hicieron algunas bromillas, y nos fuimos a hacer educación física.
Me ha gustado muchísimo, sobre todo ver a David con una porra, un mantel en negro y amarillo, y con la peluca dorada que parecía “David Bisbal”.
Por Alberto 5ºA

 
 

Noticias Mi Cole Plantilla A.M.P.A Nuestro barrio Comedor Fotos Oferta educativa Enlaces Contactar
Volver al inicio
Volver a la página anterior