LA BELLA EXCURSIÓN

-En un día caluroso de Mayo, por la mañana, fuimos a Itálica.
-Cuando llegué creía que era un sueño porque no me creía que estuviese lo que los romanos habían construido y estuviera en ese estado.
- Todo era ¡precioso! Con sus jardines y sus calles perfectamente en cuadricula, con los mosaicos hechos con piedrecitas llamados teselas, con los juegos de los niños en las piedras, sus estatuas todo allí vimos en perfecto estado; todo el trabajo de una civilización.
-Todo esto, además que de verlo nos ha servido, para aprender muchas mas cosas que no sabíamos
-Allí aparte de estas cosas que he dicho también me divertí mucho con mis amigos, hacíamos como si fuésemos reyes, gladiadores, aldeanos ,etc... bueno resumiendo que me lo pasé ¡muy bien!
-Pero para a mí lo mejor fue el anfiteatro yo ya sabía que había uno en Itálica pero no me podía creer que estuviese en ese estado en ese estado, pero, fue una pena que se hubiese derrumbado la parte de arriba, claro que esto pasó cuando no había tanto cuidado.
-Otra cosa que me impresionó fue la cantidad de personas que había allí, había de toda clase de extranjeros: ingleses, alemanes chinos etc.
-Unas de las cosas que me gustaron más fue las casas, que estaban llenas de jardines había algunas que tenían 400 metros cuadrados. Ej.: La casa de los Pájaros .Que era tan grande que tenía 20 cuartos .
-El problema fue que nos faltó tiempo porque no pudimos ver algunas casas y el circo ¡ah! tampoco pudimos ver la ciudad antigua.
-Una cosa increíble fue que todavía sirvieran cosas como una especie de máquina a la que llamaban castillo del agua en latín. Una cosa curiosa fue que había ¡agua potable!
-Yo creo que si Itálica sigue con este mantenimiento va a durar mucho. Allí nos encontramos limpiando a mucha gente limpiando todo los mosaicos, las estatuas las columnas todo y eso es bueno porque así podrá durar mucho esta gran ciudad que construyeron los romanos.
-Ya después nos tocaba decirle adiós a esta gran ciudad pero no nos fuimos con la manos vacías ni mucho menos nos traíamos conocimientos de los romanos, contentos y con una cosa que nunca se nos iba a olvidar.

Luis 5ºB

 
 

Volver al inicio Volver a la página anterior